Té en Familia

Terminé de ordenar dentro de la maleta todo lo que iba a necesitar para mi viaje: un par de oolongs, ese té verde que nunca falla así le pongas agua hirviendo, té negro añejado, un par de tazas, pinzas, cuchara de madera, un gaiwan, una tetera de porcelana grande y un colador. Sentía que algo se me olvidaba e intenté forzar mi mente a recordar que podría ser, después de unos minutos dí con la respuesta: ¡ropa por supuesto! No es que la necesite para preparar el té, después de todo debe ser muy liberador sentarse con una tetera y que el viento se dé un paseo por esas partes que usualmente están cubiertas. (Cuidado con derramar agua hierviendo!) Sin embargo, creo que sería ilegal viajar con las partes pudorosas al aire libre, y para ahorrarle el innecesario y horripilante espectáculo a mis compañeros de viaje decidí centrarme en la aburrida tarea de incluir ropa en mi maleta. 

1壶4杯横把壶旅行布包茶具组-150cc

Visitar parientes siempre es divertido, el tiempo se pasa entre risas, comida casera con 10.000 calorías por cucharada y esos chistes que nadie salvo tu familia pudiese hacer sobre tu persona sin recibir un puñetazo en la nariz, esta vez yo deseaba incluír té en esta receta. Aunque mi trabajo con el té es algo reciente, la presencia de hojas secas en mi equipaje no lo es, y aunque llevé conmigo té de excelente calidad mi familia se mostró un poco reticente a beber algo que ni siquiera podían pronunciar. Sinceramente no pude culparlos ya que en el pasado había compartido con ellos brebajes tan alentadores como las pociones de Seamus Finnigan en Harry Potter. 

anigif_965ca137ea7092734c8e3c372e468351-0

Así que me relajé y comencé a disfrutar mi té en silencio sin ofrecer a nadie. Muy pronto la curiosidad les ganó y me encontré en el mesón de la cocina, improvisando una sesión de gongfu cha. Las tazas volaban y el té corría libremente siendo ingerido tan pronto tocaba las tazas. Me encontré corriendo a la estufa donde se encontraba el agua caliente y luego al mesón con gran celeridad pues los comensales se impacientaban si pasaba mucho sin servirles algo en la taza. Las conversaciones fluían entre estridentes risas y algunos miembros de mi familia  comenzaron a preguntarse si les había suministrado alguna sustancia ilícita, educadamente les expliqué lo que era el cha qi y que lo que estaban experimentando eran las consecuencias de beber el té como si fuesen shots de tequila, a lo que algunos apuraron sus tazas pidiendo más del contenido que se encontraba dentro del gaiwan. 

img_5306-1

Son estos momentos los que me recuerdan el porqué hago lo que hago y cual es uno de los objetivos mas importantes cuando se prepara el té: servir felicidad. 

Alain

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s