Té Negro – Parte I

Puede que lo hayas probado al estilo Inglés con galletitas, al estilo del dragón Oriental con su color tan vibrante y vivo como el fuego, o al estilo de los iluminados yoguis con sus exquisitas y diversas especias, y aunque esta variedad no sea tan preciada para algunas personas como los raros oolongs o los longevos puerhs, el té negro tiene un lugar especial en el corazón de todos aquellos que transitamos por este camino.

HISTORIA DEL TÉ NEGRO

2

Si queremos desempolvar los orígenes del té negro, debemos transportarnos al año 1279, cuando la Dinastía Song, en China, llegaba a su fin. Podemos recordar todos los aspectos positivos de esta Dinastía, sin embargo es más divertido recordar los eventos sórdidos, como el gran derroche y los negocios sucios realizados por el gobierno con respecto al mercado del té. Con la llegada del nuevo emperador Zhu Yuan Zhang también llegaron las reformas para las empresas productoras de té, a las cuales se les ordenó producir la mercancía en hoja suelta y no en bloques como se venía haciendo tradicionalmente, esto dejó a la producción/corrupción literalmente como si la hubiese arrollado un automóvil a 200Km/h ya que las compañías no estaban equipadas ni instruidas en cómo preparar té en hoja suelta. Este temporal paso atrás en la producción de té desencadenaría una serie de eventos que harían florecer al mundo del té en generaciones futuras, una de las flores más hermosas de este renacimiento agricultural sería el té negro.

3

Con la industria del té paralizada en algunas regiones de China, los monjes Budistas comenzaron a atender las plantaciones, desarrollando recetas únicas para el procesado de las hojas, como fue el caso de los monjes de Song Luo quienes después de hacerse famosos por su té verde fueron invitados a las montañas de Wuyi para impartir su conocimiento a los agricultores gubernamentales. O los monjes eran terribles maestros o los agricultores de Wuyi tenían serias deficiencias de masa cerebral, ya que durante las lecciones de té verde los alumnos no lograban detener la oxidación de las hojas, fue así como nació el té oolong y el té negro cosa que en su momento fue considerado como un desastre total. En los registros antiguos de las plantaciones de té en Wuyi se puede leer: “Las hojas de té se tornan rojas en lugar de mantenerse verdes. ¡Estos monjes están locos como cabras!” De acuerdo, lo de las cabras lo he añadido yo. Cabe mencionar que aquello que en Occidente consideramos como “té negro” para los chinos es “té rojo”, lo que tiene total sentido si infusionamos las hojas y observamos el licor a la luz del sol, el cual exhibirá un color rubí.

4

Eventualmente los agricultores comenzaron a apreciar el té oolong, sin embargo el té negro solo fue visto como materia para exportación. Es curioso que el té menos apreciado por los Chinos se haya convertido en el conquistador del mundo Europeo y el Occidental.

EUROPA

puerto

 

Los mercaderes Europeos comenzaron a sentir fascinación por el té en el siglo XVII, siendo Ámsterdam la primera ciudad Europea en recibir un cargamento de té verde directo desde Cantón. Eventualmente los europeos llegarían a las montañas de Wuyi donde se toparon con el té oolong y el té negro, y aunque estas dos variedades eran muy distintas la una de la otra, fueron bautizadas por los mercaderes con el mismo nombre: “Bohea”. El té apareció públicamente en Inglaterra por el año 1650 y de ahí se expandió a las colonias Británicas en América.

6

Para el siglo XVIII existían tres compañías que se beneficiaron grandemente de la comercialización del té: la Ostend Company, la Dutch East India Company y la British East India Company, estas se enzarzaron en una lucha comercial por el control del mercado del té dando como resultado el famoso Motín del Té en los muelles de Boston donde 342 cofres de té fueron vertidos en el agua, esto a su vez fue uno de los eventos que propició La Guerra de Independencia de Norteamérica.

INDIA

7

Mientras las colonias en Norteamérica se mataban unas a otras y declaraban al té como una bebida antipatriótica, la British East India Company comenzó a reformar su estructura interna  y a entretejer otros planes para los años venideros: acabar con el monopolio Chino del té. Fuertemente apoyada por la Corona Británica, la British East India Company logró conquistar gran parte del territorio Hindú, convirtiendo en plantaciones de té cuanto campo les pareciera bonito. Los nativos de las Indias habían utilizado las hojas de té con propósitos medicinales, pero fueron los británicos quienes introdujeron la cultura del té al país; de igual manera introdujeron semillas y plantas tomadas ilegalmente de China en un intento por replicar los resultados de Wuyi.

asjdh

La British East India Company comenzó a ofrecer tierras a todo aquél Europeo que deseara trabajar en las plantaciones, esto atrajo la atención de un explorador llamado Robert Bruce quién en 1823 se topó con una variedad desconocida de Camellia Sinensis mientras hacía negocios en la región de Assam, cuando los Británicos analizaron estas hojas pudieron constatar que al procesarlas estas eran ideales para manufacturar té negro.  De igual manera se sintió atraído por la propuesta un médico de nombre Arthur Campbell quién fue transferido a India desde Nepal, durante su viaje Campbell llevaba consigo semillas de té procedentes de China con las cuales estableció la primera plantación de té en Darjeeling. Eventualmente los británicos introdujeron la cultura del té a Sri Lanka donde también establecieron plantaciones de té en Ceylán. India se convertiría en el mayor productor de té a nivel mundial durante casi 100 años, siendo el hogar de variedades de té negro con sabores y aromas únicos que ni los mismos chinos han podido replicar.

Alain

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s