Té Oolong – Parte I

Hablar del Oolong implica que tratamos con la variedad más enigmática e interesante que hay en el mundo del té, al mismo tiempo escribir sobre este té es como caminar sobre un campo minado ya que se le considera uno de los secretos mejor guardados de China. Sea por las historias fantásticas que involucran a dragones negros, monjes budistas e incluso monos agricultores, su intricado procesado, o sus múltiples facetas de presentación en una taza; encontramos que el oolong es la variedad por excelencia que capta la fascinación de todos aquellos que aman al té.

QUE ES EL TÉ OOLONG

1

El té verde es un niño. El té negro es un adulto. Para imaginarnos al oolong en este contexto podemos pensar en un ser que no sea ni lo uno ni lo otro; es decir un adolescente pero sin los cambios de humor bruscos debido a las hormonas ni los granos en la cara (gracias a Dios). El oolong es básicamente un té semi-oxidado lo que quiere decir que no es verde pero tampoco llega a ser negro. Los Maestros que procesan esta variedad pueden jugar con el grado de oxidación, haciéndolo muy bajo, intermedio o alto, dando como resultado un universo entero de posibilidades para el producto final. Aunque de alguna manera todos los oolongs guardan cierta relación entre ellos dependiendo de la región; no todos son iguales, no todos desarrollan los mismos sabores y aromas incluso siendo de la misma variedad.

QUE HACE AL OOLONG TAN POPULAR

2

Hace unos años atrás podías iniciar una conversación sobre el té y la mayoría de los presentes tendrían una vaga idea sobre lo que era un té verde y un té negro. Mencionar al oolong generaba la misma reacción que generaría afirmar que las tortugas ninja son reales. Hoy en día el oolong se ha colado en nuestro mercado haciéndose destacar entre otras variedades debido a la diversidad que ofrece con respecto a los sabores y aromas que este puede presentar. Un mismo tipo de oolong procesado por el Maestro X no tendrá el mismo sabor que el del Maestro Z, incluso si las hojas vienen de la misma montaña y son tomadas del mismo árbol. Quizás uno de los maestros decidió utilizar menos grado de oxidación mientras que el otro decidió ir poco más arriba y además rostizar las hojas, la diferencia se verá reflejada en la taza y es precisamente su versatilidad lo que hace ser a esta variedad tan interesante. Entre los diferentes grados de calidad, los diferentes métodos de procesado, la mano de diferentes maestros y en algunos casos el añejamiento; se puede decir que existen infinitas variedades de té oolong y que una sola vida no nos alcanza para probarlas todas.

HISTORIA DEL TÉ OOLONG

3

La historia del té oolong es bastante reciente si se le compara con otras variedades. La versión que es más aceptada por los historiadores nos dice que el té oolong se originó durante el siglo XVI en las montañas de Wuyi, China. Los productores de té en Wuyi invitaron a las montañas a un séquito de monjes budistas de Anhui que se habían hecho famosos por haber descubierto un nuevo método que prevenía la oxidación del té, este método consistía en pasar las hojas frescas por un sartén caliente luego de haberlas dejado al sol por unas cuantas horas. Haya sido accidental o gracias a la inspiración divina de los monjes budistas, los productores de té se dieron cuenta de que si permitían que las hojas se oxidaran casi al punto de convertirse en té negro y luego aplicaban calor, esto resultaba en un delicioso té con buen cuerpo y aromas únicos; este fue el nacimiento del té oolong como lo conocemos hoy en día.

Alain

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s