¿Salud embotellada?

El té siempre se ha encontrado en el mercado, sea en establecimientos asiáticos clandestinos que parecen emporios de brujería o en supermercados donde la forma habitual son las bolsitas, latas o botellas con muchos ingredientes añadidos, resultando en una bebida que se asemeja al té pero que realmente no lo es. Aunque el té ha estado entre nosotros por milenios, en algunas partes del mundo aún lo seguimos descubriendo, a veces incluso arropado por un manto de fantasía, ignorancia, confusión e ideas extrañas transmitidas por nuestros respetables ancianos. Recuerdo que de niño solía tomar té negro con miel y limón para ayudar a combatir la tos, la misma madre que me curaba de pequeño con ese té, años luego, terminó eliminándolo de su dieta porque el doctor, haciendo galantería de su conocimiento chamanístico en bebidas, decidió indicarle que debido a su color oscuro y su alto contenido de cafeína el té negro era dañino para la salud. *Exhalación exasperada* He visto a las mismas personas que afirman que el té negro es malo para la salud, beberse té embotellado Lipton, por supuesto, si en la etiqueta dice que es “Fuente De Antioxidantes” pues debe ser cierto ¿no?

1BEBIENDO EL TÉ DE LA MANERA CORRECTA

Mi maestra del té solía ser bastante estricta con respecto a ciertos factores que involucraban la ingesta de té, viniendo de una familia china no es de extrañar que su crianza haya estado fuertemente influenciada por la medicina tradicional asiática, pero incluso estos sistemas antiguos tienen ciertos rincones que la ciencia de hoy puede refutar, como el tratado que habla sobre comerse el escroto fermentado de un tigre para aumentar la virilidad masculina. Asco. Sin embargo la medicina moderna le debe mucho a este sistema tradicional y aunque puedan haber diferencias entre lo antiguo y lo moderno, existe un punto de encuentro entre ambas que es irrefutable; el té es bueno para salud si se toma de la manera correcta.

2¿QUE TIENE EL TÉ QUE LO HACE TAN BUENO?

Las hojas de Camellia Sinensis, procesadas correctamente, con apariencia, aroma y sabor agradable contienen: polifenoles, aminoácidos, enzimas, pigmentos, carbohidratos, methilanxatinas, minerales y una miríada de compuestos volátiles responsables por el aroma y el sabor. Vamos a detenernos en los polifenoles.

Polifenoles – Los polifenoles son compuestos que se encuentran en la planta como una forma natural de defensa contra los insectos y otros animales, a su vez son responsables mayormente de la astringencia en boca (no confundir con amargor). La mayor concentración de polifenoles se encuentran en las primeras hojas, de ahí en adelante las concentración disminuye, por esto el té blanco (yema) y el té verde (yema con primera hoja) contienen buenas concentraciones de polifenoles. Se estima que el té tiene alrededor de 30,000 compuestos polifenólicos, dentro de estos se encuentran los flavonoides, siendo responsables de la masiva carga de antioxidantes presentes en la planta. En el mundo de la medicina los flavonoides son estrellas de rock ya que los antioxidantes que contienen son los responsables de prevenir y retardar el envejecimiento de nuestras células, lo que podría llevarnos a la conclusión de que el té es una posible fuente de longevidad para algunos individuos.

3PORQUÉ EL TÉ EMBOTELLADO NO ES TAN BUENO

No tengo ni idea de por dónde comenzar. No hablemos de ciencia por un momento, hablemos de perfiles de sabor y aromas. Encuentro que algunas botellas de té negro son bastante decentes, al menos en lo que sus aromas añadidos se lo permiten (Lipton) y francamente encuentro que el té verde embotellado es un insulto para el té verde real. La última botella de “té verde” que recuerdo haber probado bien pudiese haber sido desinfectante para losa con aroma a limón. En la etiqueta se leía “Buena Fuente De Antioxidantes”.  Los antioxidantes presentes en el té van disminuyendo conforme pasa el tiempo luego de infusionar las hojas secas, de hecho si preparamos una taza de té verde y lo dejamos durante unas horas al aire libre se oxidará y al probarlo tendrá un sabor bastante desagradable el cual no se sentirá para nada saludable, por esta razón las compañías como Lipton añaden sorbato de potasio y ácido ascórbico a su té verde ya que estos “conservan” la “frescura y sabor”. Sin embargo el perfil de antioxidantes en laboratorio no miente; durante un estudio conducido por la American Chemical Society se encontró que las botellas de té frio tienen menos de 15mg de antioxidantes por taza (algunas vergonzosamente tenían menos de 2mg) mientras que el té verde hecho de la manera tradicional contenía cerca de 300mg de antioxidantes.

4

A los flavonoides en el té también se les llama taninos, los cuales son responsables por la astringencia, los sabores robustos en el té negro y las ganas de vomitar cuando quemamos el té verde, esta no es agradable para paladares que no están acostumbrados, por esto las compañías de té embotellado procesan el producto para que tenga la menor cantidad de taninos presentes y al hacerlo también eliminan gran parte de los antioxidantes. Todo esto y aún no hemos comenzado a hablar del azúcar la cual ronda entre los 50mg por botella lo cual se traduce en 11 cucharaditas de azúcar y una feliz navidad para la diabetes en camino.

5

Beber té no te hará inmortal ni tampoco garantizará que tendrás una salud de hierro, sin embargo puedes optimizar sus beneficios bebiéndolo de la manera correcta. Y por favor, nada que venga en una botella con falsas afirmaciones de salud.

Alain.    

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s